¿Tu dieta no está funcionando? Descubre en qué estás fallando con estas 5 estrategias infalibles para perder peso

Estás haciendo una dieta estricta para bajar de peso al pié de la letra. Ni un bocado más, ni un bocado menos. Pero no adelgazas y estás estancada ¿Qué está pasando? ¡Nosotros te lo contamos!

 

Hacer una dieta no es tarea fácil, todo lo contrario, es un desafío a ti misma y a tu entorno. Sabemos lo difícil que es ir a fiestas en donde apenas vas a poder consumir una o dos cosas con suerte; que en tu cumpleaños no podrás comer todo lo que quieras sin tener el castigo de la balanza al día siguiente; que si te invitan al cine o tienes una cita vas a optar por la comida más sencilla y aburrida. Y ni hablar de los gustos que vas a tener que controlar para no pasarte con las harinas o las golosinas.

Hacer dieta es difícil, sí, pero no imposible. Tampoco tiene que dolerte tanto, porque si te duele, a la larga, no funciona. Sólo es cuestión de orden, de planificación y de calidad en la alimentación. ¿Cómo lograr que tu dieta funcione? ¡Sigue estas 5 fabulosas estrategias!

 

1.“Meta”, recuerda esa palabra porque la necesitarás

 

¡Buena pregunta! Lo cierto es que puedes comer casi cualquier cosa para bajar de peso, porque el descenso no sólo está relacionado con la comida sino también con otros hábitos de vida saludable que debes ir incorporando a medida que vas superando metas.

La palabra “meta” es muy importante para seguir un plan alimentario porque te ayuda a enfocarte en lo que deseas, y también te ayuda a proponerte cambios. Por ejemplo: si tu meta es llegar al verano con 10 kilos menos, debes hacer algo para que eso ocurra, porque por arte de magia es algo difícil ¿verdad?

Entonces tener una meta te dará motivación. Y una vez que la motivación esté, podrás ser más consciente de lo que comes, es decir, tendrás un freno en caso de querer comer una porción más o comprar algo que sabes que te hará engordar.

 

2. ¿Qué comer para adelgazar?

 

  • Haz una pirámide que tenga en su base proteínas (carnes, lácteos, huevos, etc), luego frutas y verduras, luego cereales integrales y por último azúcares y harinas.
  • Privilegia los alimentos ricos en fibra, ya que al consumir muchas proteínas puede que tengas un poco de estreñimiento.
  • No tienes por qué comer aburrido. Puedes hacer una deliciosa pizza de coliflor o una porción de pollo al horno con la ensalada que más te guste. Lo importante es que elijas, de entre las cosas que te parezcan más ricas, las que sean más livianas y se adapten a la pirámide de arriba.
  • Realiza cenas saludables. En lo posible no comas harinas refinadas por las noches y tampoco carne de ningún tipo. Prefiere las verduras y come liviano.
  • Por último, no cenes muy tarde, así vas a dormir con la digestión ya hecha.

 

 

Si no se te ocurren ideas para saber qué cocinar para comer, te recomendamos leer esta sencilla y económica dieta que te hará sentir bien sin pasar hambre [Prueba este menú definitivo para bajar de peso y sorpréndete con los resultados].

 

3. La actividad física

Como dijimos antes, con tan sólo comer bien no es suficiente para bajar. Debes hacer actividad física para quemar las calorías que consumes. Puedes ir a un gimnasio, practicar algún deporte o hacer ejercicios en tu casa, pero no puedes no practicar nada.

Piénsalo de este modo: cuando comes ganas calorías, aún comas poco o sólo tomes alimentos magros. La única forma de quemar la grasa que ya tienes de reserva es haciendo ejercicio, sino sólo estarás disminuyendo lo que no comes ese día. Por supuesto que tu cuerpo en un principio se preocupará y comenzará a quemar algo de la reserva por miedo a quedarse sin energía, pero con el tiempo irá disminuyendo su acción hasta que te estanques Tu organismo es más inteligente de lo que crees, notará que no hay peligro y se resistirá a que le robes la comodidad en la que se encuentra.

Y si el dinero es una excusa, aquí tienes unos ejercicios excelentes para quemar grasas y modelar tu cuerpo en la comodidad de tu casa [Prueba este menú definitivo para bajar de peso y sorpréndete con los resultados].

Una opción que muchos nutricionistas recomiendan es buscar un ejercicio que te haga sentir bien y te permita relajarte y distenderte. No pienses sólo en gimnasios, puedes hacer lo que tengas ganas, como por ejemplo, salir a patinar, hacer natación o practicar artes marciales.

“¿Artes marciales?”, nos dirás, pero es que pocos saben que las artes marciales se adaptan mucho a tu físico, y de paso aprendes a defenderte. El aikido, por ejemplo, ha demostrado ser uno de las mejores artes marciales para cualquier tipo de persona, haya o no practicado deportes alguna vez en su vida.

 

4. El sueño

Además, hacer ejercicio te prepara para descansar mejor por las noches. Y es que tener un buen descanso es fundamental para quemar calorías y arreglar ese reloj descompuesto que es el hambre entre comidas.

No duermas de más ni te acuestes muy tarde. Ocho horas de sueño son más que suficientes. Entonces ya ves cómo viene la mano: alimentarte bien, hacer ejercicio que realmente te guste o interese y descansar. Con eso ya vas por buen camino.

 

5. Y el último consejo

Para luchar contra ese cuerpo que se resiste a bajar (porque a veces incluso haciendo todo lo de arriba al pie de la letra puedes llegar a perder menos peso del que esperabas) debes probar consumir pastillas para quemar grasa que sean completamente naturales.

Hoy en día existen diferentes tipos de pastillas para adelgazar: de café verde, cetona de frambuesa, etc. Nosotros te recomendamos las pastillas a base de Garcinia Cambogia ya que han demostrado ser las mejores del mercado, como puedes ver aquí.

 

¿Anotaste las estrategias a seguir? ¿Ya ves que no son tan complejas? El secreto es la motivación. El orden y la planificación llegan cuando puedes dar por iniciada la carrera hacia la meta.