Aumenta la testosterona de manera efectiva con estos 5 increíbles consejos

Si sientes poco deseo sexual, tienes problemas de erección, te sientes menos motivado, y encuentras problemas para concentrarte, puedes estar teniendo la testosterona baja. En esta nota te ayudamos a subir los niveles y a sentirte conforme contigo mismo.

 

La testosterona es la hormona masculina responsable de desempeñar un importante papel en la sexualidad y la reproducción del hombre. Es por ello que cuando la testosterona baja puedes llegar a sentir síntomas como: falta de deseo sexual, problemas de erección, menor conteo de espermatozoides, depresión e incluso un importante aumento de peso, mientras tu masa muscular decrece y tu cabello cae.

Para saber si tienes la testosterona baja lo mejor que puedes hacer es recurrir a un médico para realizarte los exámenes de sangre pertinentes y hacer un seguimiento correcto, ya que los niveles de testosterona suelen fluctuar incluso a lo largo del día. Aún así, y ante la duda, puedes comenzar a seguir nuestros consejos para darle un empujoncito a tus hormonas antes de ir con el doctor.

Aquí te mostraremos cómo aumentar la testosterona de manera natural sin medicación sintética, ya que en ese caso es el médico el encargado de decir qué debes tomar y qué no. Aún así, de comenzar un tratamiento, lo mejor es mantener estas recomendaciones ya que actúan directamente sobre la producción de la hormona, y te serán útiles para reforzar en el caso de tomar medicamentos.

 

1. Duerme bien

El primer consejo para aumentar la testosterona es tener un buen descanso, es decir: dormir entre 6 y 8 horas. Acostarse temprano por la noche y despertarse no más tarde de las 8 a.m, en donde los niveles de testosterona están en su punto más alto.

Estudios han confirmado la relación que existe entre los niveles altos y bajos de testosterona y la mejor o peor calidad de sueño. A mayor cantidad de testosterona, mejor calidad de descanso, y a menor cantidad puedes incluso padecer insomnio. Pero he aquí cuando se vuelve una especie de círculo vicioso, porque a mayor cantidad de sueño, mayor producción de testosterona, entonces dormir es lo que necesitas.

 

2. Aliméntate de manera correcta y baja de peso

 

Si bien a menor cantidad de testosterona más aumentas de peso, no dejes que eso se vuelva una excusa para no intentar hacer una dieta sana y elegir los mejores alimentos.

Aliméntate correctamente, consume comida saludable y aumenta el consumo de grasas sanas como las grasas monoinstaturadas y el Omega-3. Por ejemplo: come más atún, aguacate, mantequilla de maní, aceites vegetales, etc.

Por último, te recomendamos que averigües sobre pastillas o suplementos de Garcinia Cambogia, una fruta asiática con excelentes propiedades para ayudarte a bajar de peso. Su compuesto de ácido hidroxicítrico trabaja sobre tu cuerpo eliminando la grasa e impidiendo su posible absorción.

Hoy en día existe una enorme cantidad de estudios relacionados a la utilización de suplementos de Garcinia Cambogia para el descenso de peso, entre otros importantes logros como el mejoramiento físico, como puedes ver en este estudio especializado [Pure Cambogia Ultra: algo natural para incrementar tu belleza].

Hoy en día, los especialistas de todo el mundo están recomendando Pure Cambogia Ultra, la pastilla quema grasa más famosa del mercado, por contener un 60% de Garcinia Cambogia pura en su confección a diferencia de otros similares que poseen un 50% o menos.

 

Si quieres saber dónde conseguir Pure Cambogia Ultra haz clic aquí.

 

3. Elimina el consumo de azúcar refinada

 

Según estudios, el consumo de azúcar disminuye los niveles de testosterona, y es por ello que se recomienda el uso de otros productos más naturales como la miel o la stevia.

Puede que esto ocurra debido a la acción que el azúcar genera en nuestro organismo, disparando los niveles de insulina y generando resistencia (que luego se convierte en diabetes), y son estos valores altos de insulina los que terminan bajando los niveles de testosterona.

Reduce su consumo o busca alternativas, pero ten en cuenta que mientras más azúcar comas peor te irá con el tratamiento (incluso si ya te encuentras tomando medicamentos relacionados a esta carencia de la hormona).

 

4. Haz ejercicios

Está comprobado que los ejercicios aumentan los niveles de testosterona. Ármate una rutina, la que prefieras, y sé constante. Puedes realizar entrenamientos de fuerza como hacer pesas o un ejercicio de alta intensidad.

Si no quieres ir a un gimnasio, tienes libertad para armarte de un buen plan de ejercicios. Nosotros te recomendamos este plan, que ha sido ideado para personas que por una razón u otra deben o prefieren hacer ejercicios desde su propia casa [No más excusas: ¡los mejores 5 ejercicios para adelgazar sin salir de tu casa!].

Intenta realizar los ejercicios en no menos de 3-4 series, y trata de hacerlos rápido, para que mantengan un ritmo de cardio. Los mismos estudios que hablan sobre la importancia de ejercitarse advierten que los ejercicios lentos o a largo plazo no tienen ningún efecto sobre la hormona.

Por último, recomendamos aquí también el consumo de suplementos de Garcinia Cambogia para ayudar a acelerar el metabolismo de tu cuerpo, quemar grasas y evitar que la insulina se altere, aprovechando que esta fruta contiene propiedades que pueden ayudarte a mantener todo tu cuerpo en orden.

 

¡Para comprar las pastillas de Pure Cambogia Ultra y mejorar tu salud haz clic aquí!

 

5. Relájate

La última recomendación que tenemos para ti (tal vez la menos sencilla pero la más necesaria) es que disminuyas la tensión, puesto que cuando liberas la hormona del estrés (el cortisol), bloqueas los efectos de la testosterona y su producción. Esto puede estar relacionado al hecho de que, cuando estamos nerviosos, los estímulos sexuales desaparecen generando aún más problemas (y nervios).

Sabemos que no es fácil, pero inténtalo. Busca métodos alternativos como el yoga o la meditación. Este punto es verdaderamente importante para llegar al éxito.

 

Con estos consejos estamos más que seguros que podrás aumentar la testosterona, aunque te recordamos que, mientras los practicas, recurras a tu médico para realizarte los exámenes correspondientes. Y tranquilo, que todo tiene solución. ¿Ya ves que no es tan difícil como creías?